×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
26 Enero 2020 04:04:00
Sarcasmos
Escuchar Nota
“Aunque vayas a vivir 3 mil años o 3 mil veces 10 mil, recuerda que nadie deja atrás otra vida que esa que está viviendo y tampoco está viviendo otra que no sea la que deja atrás. Se iguala por tanto lo más duradero con lo más breve: el presente es igual para todos, como también lo que muere, y lo que dejamos atrás se manifiesta efímero por igual”.

Marco Aurelio (121-180), emperador de Roma, estoico de verdad. Fuente: https://citas.in/autores/marco-aurelio/

Cuello uterino

“Aparentemente, no solo las mujeres pueden tener bebés. Todo comenzó cuando una organización benéfica británica contra el cáncer decidió eliminar la palabra ‘mujeres’ de su campaña publicitaria de papanicolaou. Parece que sugerir que las ‘mujeres’ deberían hacerse una prueba de papanicolaou para detectar cáncer de cuello uterino es discriminatorio y no lo suficientemente inclusivo, por lo que la organización benéfica comenzó a publicitar a ‘todas las personas de 25 a 64 años con un cuello uterino’. Lynsey McCarthy Calvert, entrenadora profesional de parto y portavoz de una asociación nacional de entrenadores de parto en Gran Bretaña, respondió con una publicación en Facebook. Ella escribió que no era una ‘poseedora de un cuello uterino’, sino más bien una ‘hembra humana adulta’, y que ‘las mujeres dan a luz a todas las personas (en el mundo)’. Luego fue acusada inmediatamente de transfobia por la patrulla del despertar en Facebook, que se ofendió como el ‘lenguaje absolutamente repugnante’ de Lynsey. Aparentemente es ‘desagradable’ reconocer sus propios hechos biológicos. Pero bueno, ¿desde cuándo importa la ciencia? Como un usuario de Facebook excepcionalmente despertó replicó que ‘no solo las mujeres hacen hijos’. Este movimiento se ha vuelto tan ridículo que incluso el concepto biológico de ser mujer se ha vuelto controvertido, y los hechos básicos sobre la biología son totalmente refutados”.

Anhedonia

Otro de los enemil conceptos que yo ignoraba: anhedonia. “Definición y significado de anhedonia. El término de anhedonia se emplea con frecuencia en sicología, ya que es un síntoma muy destacado en muchas de las afecciones mentales. Las personas que sufren anhedonia se caracterizan por una excesiva y constante incapacidad para sentir placer. Los síntomas de la anhedonia más característicos:

- Se produce una pérdida del interés o del placer por todas o la mayoría de las actividades que se realizan diariamente.

- Poco o nulo interés en los pasatiempos o hobbies que anteriormente disfrutaban. Por ejemplo, dejan de practicar el deporte que tanto les gustaba y los niños pueden justificar que ya no les atrae los juegos que antes disfrutaban.

- Aislamiento social.

- Alteración del apetito.

- Tendencia a mostrar emociones falsas, pretendiendo mostrar felicidad cuando en realidad no se siente.

- Pérdida de la libido o falta de interés en la intimidad física.

- La anhedonia no es generalizada, ya que también puede manifestarse solamente en algunas áreas de la vida (social o física). Aquí pueden quedar anuladas algunas o todas las experiencias que provoquen placer o sensación de bienestar.

La anhedonia y la depresión

“La anhedonia es, sin duda, una alteración grave que debe ser intervenida, pero en sí misma no es un trastorno mental. Se trata de un síntoma que frecuentemente se muestra en diversas patologías mentales, sobre todo, en los trastornos depresivos.

En el trastorno depresivo mayor, la anhedonia se presenta de manera concurrente a los siguientes síntomas:

- Anergia: la sensación de una falta de energía o fuerza.

- Insomnio o hipersomnia: dificultad para conciliar el sueño o un sueño excesivo.

- Sentimiento de inutilidad o culpabilidad excesiva.

- Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse.

- Pensamientos de muerte recurrentes.

- Todos ellos en una presentación simultánea o fluctuante representan un trastorno depresivo mayor. La sola aparición de la anhedonia no es suficiente para el diagnóstico de un trastorno mental”.

Imprimir
COMENTARIOS